El corte undercut y su variación sidecut, con un lado de la cabeza rapado, se han vinculado, desde sus inicios, a las culturas underground punk, metal y gótica. De ahí su fama de peinados anticonformistas. El cantante David Bowie los popularizó, sobre todo al undercut, durante la década de los años 80.

El undercut consiste en rapar el pelo alrededor de la cabeza, dejando la parte superior más larga. En el caso del sidecat, únicamente se rapa un lado del cráneo. Esta corriente regresa con fuerza y hoy vamos a hablar de su versión menos convencional. Aquella que se acompaña de dibujos y diseños, como si de tatuajes se tratase.pelu1

Esta nueva versión del undercut se ha hecho popular gracias a la cantante de pop y actriz, Madison Beer. En la imagen, publicada en Internet, la artista se recogía el pelo y dejaba al descubierto el dibujo realizado en la zona inferior de su cabeza.

Esta especie de tatuajes, sin tinta, solo precisan de una máquina de afeitar. Con esta herramienta se siguen una serie de patrones que darán forma a los diseños deseados. La imaginación es el límite. Se pueden perfilar flores, figuras, animales o cualquier otro motivo.

A pesar de su efecto extravagante, esta técnica tiene cosas buenas. Si se precisa un aspecto más formal, es fácil soltarse el pelo y camuflar el dibujo. Igualmente, cuando uno se cansa del dibujo, tan solo hay que dejarse crecer el pelo. Por lo tanto, el undercut tatuado no es irreversible y dota de un estilo muy personal a cualquier usuario/a.pelu1.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *