Esta semana se ha abierto una peluquería en el Vaticano, dentro de las nuevas instalaciones solidarias habilitadas para el arreglo personal de las personas sin hogar, que se han llevado a cabo a iniciativa del Papa Francisco.

La nueva peluquería del Vaticano está situada bajo la columnata de San Pedro y se completa con baños y duchas para uso de las personas que viven en las calles del Vaticano y que se refugian bajo las columnas, los atrios de los edificios y casas de la zona, muchos de los cuales son propiedad de la Santa Sede y la diócesis de Roma.

En las nuevas dependencias estas personas podrán ducharse, asearse y arreglarse el pelo y la barba sin ningún coste. Los servicios de peluquería del Vaticano ser realizarán los lunes, día de cierre de los negocios en Roma. La peluquería estará atendida por numerosos peluqueros voluntarios que colaboran en esta iniciativa, así como alumnos de una escuela local de cosmetología y otros voluntarios.

El objetivo con todo ello es que estas personas dispongan de un lugar donde asearse debidamente, algo necesario y primordial para su autoestima, convivir en sociedad y facilitar su inserción social y laboral.

Peluquería en el Vaticano
Un hombre que utilizó los servicios de la nueva peluquería del Vaticano, antes y después de ser atendido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *