Dirigir nuestra peluquería hacia un sector en concreto puede ser una apuesta ganadora. En el artículo de hoy hablaremos sobre un público en particular: los niños.
Rara es la ocasión en la que nos encontramos a un niño tranquilo que pueda estar sentado en el mismo sitio durante 15 minutos. Pero, para conseguirlo, hay algo muy efectivo y no es ningún secreto: El entretenimiento.

33

Unos negocios han incluido detalles infantiles en lugares concretos y otros muchos han adaptado completamente su peluquería y, en lugar de una zona de trabajo, parece una zona de juegos. Puedes incluirlos en la medida que desees. Aquí tienes algunas sugerencias:

• Asientos adaptados: Los niños no necesitan una silla de corte tan excesivamente grande. Búscala del tamaño adecuado y a poder ser de algún color llamativo. Existen también sillas que imitan a los coches de las ferias o que son animales. Triunfarás si te haces con una o con alguna similar.

• Espejos: Huye de los tradicionales. Cuanto más originales sean, más bonita y creativa quedará la peluquería.

• Colores: elegir colores neutros en un negocio para niños es una buena opción si le añades vinilos decorativos. Por norma general, quedan mejor las gamas de amarillos, verdes, morados o azules. Como opción ganadora, puedes pintar una pared con pintura de pizarra y poner tizas para que tus pequeños clientes puedan dibujar en ella mientras esperan su turno.

• Zona de juego: Ya sean libros, jueguetes, lápices de colores, puzzles… Incluye en esta zona mesas y sillas infantiles para que puedan utilizarlas. Aunque los tiempos están cambiando a causa de las nuevas tecnologías, los pequeños suelen entretenerse con cosas sencillas.3

• Utensilios: Para que tu negocio sea el más especial no dejes que falte ningún un detalle. Busca secadores, peines, tijeras, toallas… que tengan colores llamativos.

• Música: Trabaja con música infantil de fondo con ritmos conocidos que sean de tempo medio o lento. La música amansa a las fieras y es muy recomendada para calmar a los niños que son un poco más activos.

• Golosinas: No en exceso. Un detalle como caramelos, chupa chups, piruletas… les encantará, y si algún pequeño es algo más tímido ganará un poco más de confianza.

• Tecnología: Este punto hace referencia a la televisión para tu negocio. Poner dibujos en la pequeña pantalla también entretendrá a los pequeños mientras se peinan, por ejemplo.

Cualquier detalle por insignificante que parezca es lo que marcará la diferencia en nuestra peluquería infantil. Si los padres están tranquilos durante la estancia en el negocio y los niños se lo pasan bien y se sienten cómodos, garantizamos que siempre que lo necesiten acudan a nuestra peluquería como primera opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *