Mintel ha llevado a cabo un nuevo estudio en Reino Unido que sugiere que el mercado del cuidado del cabello masculino crecerá un 11% durante los próximos cuatro años. El valor de ese mercado, en la actualidad, es de 85 millones de libras, una cifra estable desde el 2014. Ahora, Mintel predice que se incrementará hasta los 94 millones para el 2020.

Los varones 16-24 años de edad son más propensos a utilizar los productos de cuidado del cabello que los consumidores de mayor edad.

Los hombres en edades comprendidas entre los 16 y 24 años están más dispuestos a usar productos para el cuidado del cabello que los consumidores más mayores. Un tercio de estos jóvenes consumidores utilizan estos productos cada mañana, en comparación con el 23% del resto de hombres. Los hombres en esta franja de edad también utilizan más aparatos para el cabello (un 22% frente al 12% del resto de edades).

Charlotte Libby, analista sénior de belleza en Mintel, explicó que la mayoría de los hombres prefieren dedicar el mínimo tiempo posible en arreglarse el cabello cada mañana. “Sin embargo, las generaciones más jóvenes están más centradas en crear su estilo de cabello y emplean el tiempo y esfuerzo necesario para crear el look que desean. Esto, junto con la moda de los hombres de tener el cabello más largo, ha hecho que las ventas crezcan a un ritmo más rápido”, explicó.

El mercado femenino, a la baja

Frente al incremento del mercado masculino está el descenso del femenino. Las ventas han bajado de 1,4 billones de libras en el 2014 a 1,39 billones de libras en el 2015. Los tratamientos y acondicionadores han sido los productos más perjudicados. Y es que las consumidoras prefieren ahora un estilo más natural.

La mitad de las mujeres en el Reino Unido han reducido el uso de las herramientas y productos que utilizaban para el peinado. Los daños que causan es uno de los factores clave detrás de este descenso.

“La categoría femenina de cuidado del cabello ha tenido dificultades para crecer en los últimos años”, afirma Roshida Khanom, analista sénior de cuidado personal de Mintel. “Además, cuando es de día, las mujeres prefieren dedicarle el menor tiempo posible al estilo del cabello y también prefieren no utilizar productos de estilo para conseguirlo”.PELU1

El daño causado por las aparatos y productos de estilo es un punto añadido a la hora de evitarlos. La mitad de las mujeres de Reino Unido han reducido el uso de pequeños electrodomésticos (como planchas y secadores) durante el último año, y el 22% han adquirido secadores, rizadores o planchas que afirma ser menos perjudiciales para el cabello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *