Los tratamientos de queratina reestructuran el pelo o disminuyen el volumen del mismo. El alisado brasileño, o alisado de queratina, está indicado para todo tipo de cabellos, sea cual fuere su condición o estado. Es decir, cabellos sometidos a coloraciones, alisados, permanentes, etc. Este tratamiento capilar a base de queratina actúa de varias maneras. Por un lado, cuida y recupera el cabello damnificado. Por el otro, reduce el volumen y elimina el rizado. El resultado es un pelo liso, sedoso, brillante y sano. El tratamiento evita también el encrespado, así como los efectos de agentes externos. Los días húmedos, las lluvias o los paseos al lado del mar ya no serán un problema para conservar un cabello liso y pulido.

Como promedio, el tratamiento dura 90 días aunque la duración depende también de una serie de factores. Por ejemplo, de la condición del cabello, de la manera en la que se ha realizado el tratamiento, del proceso de mantenimiento y del número de lavados. En ocasiones, algunos clientes conservan el tratamiento durante cuatro meses y medio. Para prolongar sus efectos, se aconseja lavar el pelo con un champú sin sal. El tratamiento se debería repetir cada tres o cuatro meses, en función de las necesidades del cabello. Cuando se quiera cambiar de look, solo hay que esperar a que el tratamiento se diluya con el tiempo.

El alisado brasileño, a diferencia del alisado japonés, es compatible con el cabello químicamente tratado (tintes, mechas, etc.) o soporta el empleo de herramientas de calor como planchas y secadores. El efecto del alisado es natural. El pelo recupera su estructura original de forma progresiva, meses después, sin necesidad de cortar la melena. El alisado japonés no es compatible con el cabello tratado con químicos (tintes, mechas o permanente). El efecto, una vez realizado el tratamiento, es el de un pelo planchado, sin movimiento y poco natural. No se elimina a menos que se corte el pelo. Por si fuera poco, la raíz empieza a crecer rizada y el resto del pelo se mantiene liso. El aspecto final es poco estético.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *