Leandro Sanz , socio de Leandro Internacional

Leandro Sanz cuenta con una larga trayectoria en peluquería. A lo largo de sus 40 años de profesión, ha orientado su carrera hacia un concepto más amplio que la peluquería, como es la belleza. “Empecé estudiando peluquería con 15 años y trabajé durante años buscando más la formación que el dinero”. Con 21 años montó su primera peluquería en Madrid, en la que llegó a tener 7 oficiales y dos esteticiens. “Decidí ceder el negocio por que descubrí que no trabajaba la peluquería que buscaba. No quería una peluquería de prestar servicios básicos, quería trabajar en el mundo de la belleza”. Para ello trabajó durante 8 años con Rafael y Juan Carlos, convirtiéndose en un peluquero y formador de prestigio, y posteriormente durante 3 años con Llongueras, después de los cuales decidió que ya estaba preparado para abrir y dirigir su propio negocio, “con los fundamentos y los conceptos que siempre pensé que debería tener”.

Con esa base dirige actualmente su salón Leandro Internacional, al que define “por la atención al cliente y dar servicio de calidad, sin limite de tiempo”. En este camino se ha rodeado de profesionales especialistas para ofrecer una gama de servicios completa. Habitualmente participa en actividades profesionales de diversa índole, formativas shows, seminarios, etc. que le aportan “experiencia, madurez, motivación, estar al día y mejorar el conocimiento de nuevas técnicas”.

Expertos. Leandro InternacionalAl Centro de Leandro Internacional acuden hombres y mujeres, de un perfil que Leandro conoce bien: “nuestros clientes son de nivel económico medio-alto, la mayoría con formación universitaria y muchos de profesiones liberales. Vienen clientes de todas las edades pero nuestros mejores y más numerosos clientes tienen más de 45 años.”

¿Qué aprecian más tus clientes de tu establecimiento?

La forma de trabajar, el tiempo que dedicamos a conocerles, a saber lo que necesitan y en asesorarles sobre lo que les permite estar más bellas. Trabajamos para ganarnos su confianza.

¿Qué aspecto de la gestión consideras prioritaria para el profesional?

Para nosotros es prioritario controlar todos los datos económicos del negocio, facturación, número de clientes, media de ingresos por cliente, tratamientos más demandados, etc. y para ello trabajamos con un programa muy completo que nos permite conocer todos los datos del negocio y el porqué de cada cosa.

 ¿Cuál es la asignatura pendiente de los peluqueros a nivel de gestión?

La falta de formación y la poca conciencia que se tiene de lo importante que es gestionar el negocio. Esto es algo que no se enseña en ningún sitio, ni academias, ni institutos profesionales, etc.

¿Crees que habría que formarse para mejorar la gestión?

Estoy seguro de ello; hay una carencia increíble y lo peor es que el sector no está mejorando en este aspecto, sino todo lo contrario. El mercado busca profesionales cada vez menos preparados, con pocas aspiraciones y al que pagar y formar poco, por lo que hay una alta rotación. Se ha impuesto la política del low cost y esto, al final, será contraproducente tanto para los clientes como para los profesionales.

 ¿Qué te ha aportado el uso de un programa de gestión?

Hay un antes y un después; el programa nos da información sobre nuestra actividad, los productos que vendemos, sobre los clientes, sobre los peluqueros, sus comisiones, etc. Gracias al programa nosotros podemos saber en cada momento cuál es nuestra situación real, los costes en los que incurrimos, los márgenes que nos deja cada producto, etc.

Nuevas tecnologías y peluquería, ¿tienen mucho que ver?      

Es importantísima su influencia en el desarrollo de nuestro trabajo. Aporta comodidad y mejora en muchos procesos y servicios al cliente. Con respecto a las nuevas tecnologías de comunicación de masas, internet es imprescindible para recabar información, pero hay que saber desbrozarla. Puedes saber lo que se hace en otros países pero es muy difícil utilizarla para rentabilizar tu negocio. 

En los últimos años ¿has notado cambios en el tipo de servicios que se ofrecen o en las demandas del público?

Sí, las grandes cadenas y las franquicias han roto el sector de la peluquería; han diseñado un modelo de negocio en el que predomina el precio sobre la calidad, la masificación a la profesionalidad. Esto está haciendo que no se forme a los nuevos profesionales convenientemente y la imagen del sector está cayendo en caída libre.

¿Cómo ves tecnológicamente las peluquerías dentro de 10 años?  

Se está primando la inversión en aparatología sobre la formación al personal. Y este conoce cómo utilizar los aparatos pero no cómo cuidar a los clientes, qué se persigue con cada tratamiento etc.

Para el profesional, internet aparece como un elemento estratégico para unir lo local con lo global, ¿crees que se aprovecha lo suficiente?          

No se aprovecha nada; fuera de las franquicias y las grandes firmas, las peluquerías siguen aisladas en su mundo de barrio, e internet sólo se utiliza para conseguir información, y como mucho para tener una pagina web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *