Ismael Elorriaga, fundador de Ismael Peluqueros

Ismael Elorriaga da nombre a su peluquería, Ismael Peluqueros, un establecimiento en Madrid que cuenta con una larga trayectoria profesional. En él se trabaja a conciencia todos los ámbitos de la peluquería, el maquillaje y la belleza en general, con las premisas de una cuidada atención individualizada y un gran perfeccionamiento técnico.

Las paredes de su establecimiento hablan de toda una vida dedicada a peinar a caras muy conocidas. En las fotos, Ismael aparece con distintas personalidades del cine, la televisión, así como de la vida social de la ciudad. Llevamos 40 años trabajando para el cine y la televisión. Nuestro cliente es de un nivel social y económico medio-alto; es muy variado, aunque predominan las actrices y los actores y también algún político.”

Para mantenerse con éxito a lo largo de las décadas y satisfacer las demandas de un público tan exigente, Ismael tiene una clave: la dedicación. No hablamos de tiempo, sino de la capacidad y la calidad técnica. “Hay servicios que pueden salir en 10 minutos perfectamente, pero en todos los casos el cliente ve que tenga el pelo que tenga –en cuanto a calidad y/o cuidado- yo me dedico a hacer un buen trabajo”. De ahí que su principal técnica de marketing para darse a conocer en la capital haya sido siempre “El boca a boca, porque el público nos viene porque se lo han comentado conocidos o amigos”.

IMG_6092

 

En la base de la formación de Ismael está una intensa actividad tomando parte en distintos eventos profesionales. “He participado en muchísimos eventos a nivel mundial. Han servido para enseñar a la gente este mundillo en el que me muevo. He trabajado en América y creo que en esas galas yo he aportado mucho y ellos también me han aportado mucho a mí, claro”.

Según este profesional, la asignatura pendiente de muchos peluqueros es que “se dedican a trabajar sin innovar, sin formarse, sin aprender; cortan peinan y se quedan ahí y eso sólo no vale. Hay que innovarse y los que nos mantenemos lo hacemos porque nos gusta la profesión”. Hoy como ayer, la exigencia del público no ha cambiado: “el público quiere salir satisfecho y el cliente nuevo quiere un cambio, y de eso sabemos bastante. El resto es dedicación”.

Entre las sucesivas innovaciones que ha introducido Ismael en su establecimiento destaca el maquillaje con aerógrafo, una técnica que ha nacido y crecido asociada a la industria del cine y la televisión, por su alta definición y su durabilidad. Actualmente es muy popular y demandada.“Es muy bonito y muy novedoso en el mundillo, por eso a cualquier persona que se pasa por nuestro salón le invitamos a que se lo haga”.

A nivel tecnológico, Ismael se considera “de los antiguos”. Aunque aprecia el valor de internet para la profesión y constata que muchos profesionales lo usan, no es su caso: “No se ni tocar un ordenador. Soy de los antiguos y prefiero hacerlo todo manual”. Considera que la tecnología es su “asignatura pendiente” aunque
tiene una clara intención de adaptarse pronto a las nuevas tecnologías y modernizar la gestión de su peluquería
“Estoy concienciado; y de hecho una de mis colaboradoras ya está trabajando para implantar un programa de gestión para el negocio.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *