La ciencia denominada “Ergonomía” se encarga de estudiar la manera en la que realizamos nuestro trabajo. Revisa qué movimientos corporales hacemos, la posiciones que más adoptamos, qué herramientas y equipos deberíamos usar y sobre todo hace un informe sobre el efecto que todas estas cosas tienen sobre nuestra salud.

Trabajando como profesional de la peluquería, pasas muchas horas de pie, inclinándote y repitiendo los mismos movimientos. Por norma general realizar estas actividades de forma repetitiva causan cansancio y dolor en la parte del cuerpo que se fuerza. Aunque, por supuesto, sana con gusto no pica, deberíamos tener en cuenta el esfuerzo físico que hacemos a lo largo de nuestra jordana laboral e intentar seguir alguna de estas pautas para evitar lesiones más graves.

  • Pies y piernas: Estas lesiones normalmente se generan porque permaneces mucho tiempo de pie o usas calzado incómodo. Para evitarlas se recomienda subir los pies en alto cuando te tomes un descanso, un masaje rápido en los pies o no mantener siempre la misma postura mientras estás peinando.
  • Cuello: La lesión en el cuello puede producirse cuando te inclinas para lavar la cabeza a un cliente, accedes a productos colocados demasiados altos o si utilizas zapatos de tacón. Algunas recomendaciones para evitar lastimarlo son el evitar el ladeo de cabeza constante o mantener la espalda recta mientras trabajas.
  • Hombros: Sufren cuando los fuerzas al estirarlos para cortar, secar o rizar la coronilla de un cliente. Una forma de evitar dañarlos es ajustar correctamente la silla de trabajo según la estatura de la persona a la que vayas a atender.
  • Manos y muñecas: Casi siempre se lesionan porque se aprieta mucho la mano al agarrar un objeto o porque se dobla demasiado la muñeca. Como recomendación puedes usar tijeras que se adapten adecuadamente a tu mano y que estés bien afiladas o inclinar la cabeza del cliente para evitar doblar bruscamente el brazo.

Debemos intentar seguir las recomendaciones ergonómicas para prevenir cualquier tipo de lesión. Ya que si, a diario, aplicamos estos consejos, evitaremos malos vicios difíciles de eliminar que solo llevan a empeorar nuestra salud. Y la salud es lo primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *