El verano es la época en la cual se celebran más bodas al año. Uno de los ámbitos más importantes, y del que se encargan las peluquerías, es el peinado de la novia. Que la novia elija el peinado perfecto para el día de su boda y que el peluquero acierte con lo que la novia esperaba, es algo muy difícil pero que siguiendo unos estos consejos se puede conseguir:

  • Momento de la boda: Hay que tener en cuenta cuando es la boda. Si es una boda de día se recomiendan los peinados más informales. Los recogidos boho chic, el pelo suelto, o los peinados con trenzas son perfectos para lucir un estilo más natural. Si la boda es de noche los peinados recogidos o semi-recogidos son los más adecuados, ya que harán lucir a la novia más elegante.
  • Estilo del vestido: Si el vestido es muy sencillo, el peinado puede ser más elaborado, pero cuando el vestido sea más recargado, lo mejor será lucir un peinado sencillo. También hay que tener en cuenta el color, los detalles del vestido y sobre todo el escote. No quedará igual un vestido con escote corazón, barco, de tirantes o palabra de honor con el mismo recogido o con la melena suelta. Lo más aconsejable es ver una foto de la novia con el vestido puesto para hacerse una idea de qué peinado va más acorde con él.
  • Con velo o sin velo y complementos: El peinado también depende de si la novia lleva velo o no, y en caso de que lo lleve, el tipo de velo. Complementos como tiaras, pendientes o gargantillas también influyen en tipo de peinado. A las novias se les aconseja que no compren los complementos antes de elegir el peinado.
  • Personalidad de la novia: El peinado de novia es una cuestión de gusto, pero puede que el peinado que más le guste a la novia no sea el que más le favorece. Por eso hay que tener en cuenta todos los factores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *