En los años 60, la velaterapia estaba de moda. Con el paso del tiempo, se  fue sustituyendo por otros métodos y productos que recuperaban la vitalidad del cabello. Pero hoy en día, vuelve a estar de moda.

 

¿Pero… Qué es la Velaterapia?

La Velaterapia es un tratamiento de origen Sudamericano que elimina las puntas rotas. De hecho, personajes como la emperatriz Cleopatra mantenían su melena sana, a través de la velaterapia, sin necesidad de cortarla.

La velaterapia se diferencia de otras técnicas porque no disfraza el problema. Las puntas dañadas desaparecen y son eliminadas, mientras que otros tratamientos hidratantes solucionan el problema a corto, pero no a largo plazo. Aun así, hay que insistir que la técnica solo debe ser  llevada a cabo por expertos con experiencia.

El tratamiento de la Velaterapia se utiliza para terminar con las puntas rotas no con tijeras ni navajas, sino con una vela. Con la llama de una vela se eliminan todas las puntas rotas, partidas, secas o dañadas de una melena, con la finalidad de no tenerla que cortar y poder así mantener el largo.

 

¿Cómo se lleva a cabo la Velaterpia?

Primeramente se lava el pelo sin añadir ningún tipo de acondicionador. En este caso se seca el pelo, pero también es posible realizar el tratamiento de velaterapia sin tener que lavar el pelo inicialmente.

Se va repartiendo el pelo en cuatro partes para poder trabajarlo más fácilmente. Se comienza con pequeños mechones finos, que se irán retorciendo para que sobresalga el encrespado y las puntas que están dañadas. Entonces se va pasando la llama de la vela por el mechón, quemando las puntas dañadas con el objetivo de eliminarlas.

Todas las puntas que las tijeras no han alcanzado en un corte normal serán quemadas y la hebra que tiene contiene queratina en su interior sellan cada hilo que entra en contacto con el calor de forma que las puntas son completamente cauterizadas y la cutícula cerrada.

Una vez trabajado el mechón se debe aplicar aceite de macadamia, que se ocupa de eliminar los nuditos quemados que sobran.

Una vez terminado todo el proceso de velaterapia, se lava el pelo para aplicar sueros de vitamina que potenciarán la vitalidad del cabello. Cada uno de estos productos se aplica con un intervalo de cinco minutos y se finaliza con la mascarilla.

Una vez aclarado el pelo procederemos a secarlo. Y a hacer una valoración del resultado examinando el estado de las puntas.

Este tratamiento  además está indicado para todas las personas pero en especial para aquellas personas que tengan las puntas muy dañadas y quieran conservar el largo de su cabello.

v2

#contacto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *