Cuando creíamos que no volveríamos a hacernos dos trenzas, una nueva tendencia las trae de vuelta. Se trata de las Boxer Braids, un peinado inspirado en las boxeadoras femeninas que hoy lo ocupan varias de las celebridades más conocidas. Las trenzas nunca pasan de moda. Ahora se reinventan en su versión más deportiva y práctica. Hilary Swank las lució en la película Million Dollar Baby, de Clint Eastwood

Las Boxer Braids son muy cómodas para hacer ejercicio y perfectas para camuflar un cabello mal arreglado. Sin embargo, famosas como Kim Kardashian, Chiara Ferragni, Katy Perry o Karlie Kloss las lucen a lo largo del día, incluso en desfiles o eventos especiales. Básicamente, consisten en lo siguiente: dos trenzas de raíz que despejan el rostro.

Este peinado aguanta muy bien todo el día, son muy cómodas y están de moda gracias a las celebrities más influyentes. Para hacer estas trenzas, se divide el cabello por la mitad. A continuación, se empieza a trenzar desde la raíz hasta la punta. Al mismo tiempo, se recogen y trenzan los mechones de los laterales. De esta manera, se pueden crear trenzas de dos, tres o cuatro cabos, de espiga o una combinación de varios estilos.

Se recomienda aplicar un gel con fijación sobre el cabello húmedo para que las trenzas queden más pulidas. Así se logra el efecto wet de moda hoy en día. Igualmente hay que peinar y desenredar bien el cabello. El cabello se trenzará con mayor facilidad y el acabado será más pulido. Las trenzas siempre admiten muchísimas posibilidades. Se puede optar por unas trenzas bien peinadas o dejar mechones sueltos para crear un efecto desenfadado. Otra posibilidad consiste en adornarlas con accesorios capilares. O cubrir las gomas de los extremos con el propio cabello o un lazo para darle un toque más femenino.

pelu2.

Las Boxer Braids funcionan mejor en melenas medias o largas, con mucha cantidad de pelo. Cuando se tiene poco cabello o muy fino, se puede aportar volumen y longitud con extensiones o espesores de cabello.

Sirven, además, como herramienta capilar para conseguir otro peinado: Quien duerme con las trenzas de boxeadora, a la mañana siguiente se despierta con unas ondas muy sensuales en la melena.