Este dato representa y confirma el repunte del año pasado respecto a la tendencia de los últimos años (desde 2007 hasta 2014), en que se apreciaba una tendencia descendente debida a la crisis.

La mejora del consumo privado y de la coyuntura económica general parecen explicar este cambio positivo, que ya se adelantaba en 2015 con una cifra de negocio de 4.832 millones de euros, especialmente centrada en España, con un crecimiento del 1,5%, mientras que Portugal continuaba su tendencia a la baja.

Los segmentos del mercado más significativos son los de productos para el cuidado de la piel (28% de las ventas totales), productos de aseo (26%), productos de cuidado del cabello (19%), perfumes y fragancias (18%) y cosmética decorativa (9%).

En cuanto al comportamiento de las exportaciones, en 2015 ascendieron hasta los 2.598 millones de euros (+7%), en el caso de España, y 155 millones de euros para Portugal (+6,9%). Los compradores más destacados de productos españoles son Portugal, Alemania, Reino Unido, Francia y Estados Unidos, mientras que España, Angola y Reino Unido son los receptores de los productos fabricados en Portugal.

El tejido empresarial de la Península Ibérica constaba en 2015 de 381 empresas (284 españolas y 97 portuguesas), con una estructura notablemente concentrada ya que las cinco mayores empresas españolas copaban un 40% de la cuota de mercado y un 36% las portuguesas, con una distribución geográfica que las sitúa, en su mayoría, en Cataluña, Madrid, Lisboa y el norte de Portugal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *