Buscar un nombre para una peluquería no es tarea fácil. Tiene que cumplir una serie de requisitos para favorecer nuestro negocio. Y también tiene que aportarnos satisfacción y adaptarse a la personalidad que queremos transmitir en nuestro salón.

Los ejemplos de nombres de peluquerías pueden ser desde el sencillo “Peluquería Juan Carlos”, es decir, basar el nombre de nuestro salón en la persona emprendedora y dueña de la peluquería, hasta nombres de peluquería que evoquen estados de ánimo “Peluquería Sonrisas”, o que aludan a estilos o tendencias de peluquería “Peluquería Nuevo Estilo”, pasando por nombres que se refieren a elementos relacionados con la profesión o el cabello “Peluquería Coletas” o “Peluquería Tijeras”.

Sea cual sea el nombre que elijamos para nuestra peluquería no estaría de más estudiar bien la zona donde queremos establecer nuestro negocio, y hacer una búsqueda más o menos seria de nombres de otros salones de peluquería que ya puedan tener dueño. Queremos que nuestro negocio pueda ser diferenciado de nuestra competencia claramente. Y también hay que tomar precauciones para no tener la mala suerte de elegir un nombre para nuestro salón que pueda estar registrado como marca.pelu2

El siguiente paso sería preguntar a nuestros amigos y conocidos si las opciones de nombres que estamos barajando para nuestra peluquería transmiten la idea de negocio y el estilo de salón que se corresponde con nuestro plan. Es importante que el nombre de nuestro negocio proyecte el espíritu, la forma de ser y la personalidad del profesional peluquero al mando. Al fin y al cabo, el nombre, va a ser el primer impacto de nuestra imagen de marca, para personas a las que se les recomiende nuestro salón, o que accedan a nuestra publicidad, en el caso de que la hiciéramos.

El nombre del salón y el dominio

Otro aspecto que también deberíamos meditar a la hora de escoger nombre para nuestra peluquería, es si en nuestro negocio nos interesa tener presencia online. Si por la estrategia de negocio que planteamos, por ejemplo tratamientos especializados, o servicios muy concretos que sabemos pueden tener demanda en una localización más alejada de lo que podría ser el barrio o el vecindario, entonces deberemos apostar por una presencia en internet.

No es mala idea hacer una serie de búsquedas prospectivas para asegurarnos de que nuestro nombre de salón, también sea un buen nombre de dominio para nuestra página web de peluquería. En ocasiones no elegir bien el nombre nos puede poner en apuros para diferenciarnos de otros salones que no son competidores debido a la localización geográfica alejada, pero sin embargo, pueden hacer dudar al cliente de quiénes somos nosotros y dónde nos ubicamos realmente.pelu2.

Y en cuanto a este tema del nombre para el salón y el dominio, una última recomendación: preferiblemente no empleéis apóstrofes, diéresis o símbolos extraños en vuestro nombre, os dará muchos problemas, y si no, preguntar a la gran enseña de peluquería Rizo’s por qué cambió a Rizos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *