Úrsula Goff es una peluquera de Kansas (Estados Unidos). Usando la paleta de colores de famosas obras de arte, esta peluquera tiñe el cabello de formas asombrosas para recrear pinturas famosas de Van Gogh, Edvard Munch, Gustav Klimt y Roy Lichtenstein, entre otros, en las cabezas de sus clientas.

Goff es peluquera y licenciada también en psicología; se sirve de la teoría del color para teñir el cabello de la misma forma que se colorea un lienzo. Para ello, emplea el mismo tipo de técnicas de aplicación de color que usaban los artistas en su época. Por ejemplo, su versión de La chica de la perla, del pintor neerlandés Johannes Vermeer, imita la paleta de colores del cuadro original, en el que destacan los tonos azules. Especialmente el azul marino. En su momento, la obtención de este pigmento resultó muy costosa para el propio Vermeer. La pintura contrastaba con los colores tierra y cálidos empleados por la mayoría de los artistas del siglo XVII.

pelu3

La estilista norteamericana ha publicado sus versiones de estos clásicos del arte a través de las redes sociales. En Instagram y Facebook se hallan imágenes y breves explicaciones acerca de sus impresiones sobre obras de diferentes estilos y técnicas pictóricas. Su suma de Facebook está repleta de cientos de comentarios positivos; sus seguidores no pueden creer lo fabulosa que es con su técnica. Medios locales y nacionales en EU la han invitado para cumplir secciones y compartir algunos de sus secretos. Goff ha plasmado, sobre el pelo de sus clientas, su interpretación personal de pinturas como La Noche estrellada de Van Gogh, El beso de Gustav Klimt, El grito de Edvard Munch, El nacimiento de Venus de Botticelli, La bailarina basculando de Degas, La Marilyn Monroe de Andy Warhol o La chica ahogándose de Roy Lichtenstein. Ella ha bautizado a esta colección como las Fine Art Series.
Dentro de esta colección, que rinde homenaje al arte, la estilista también ha adaptado el universo floral de O’Keeffe en su cuadro Lirio Rojo y el del impresionista Monet en El puente sobre los lirios de agua. De entre las pinturas versionadas, la favorita de la norteamericana es El Beso, de Klimt, correspondiente al período dorado del austríaco.

Esta peluquera tiene un mensaje sobre la realidad y lo que nos venden las redes sociales, y para ello publica unos selfies que se ha hecho y palabras honestas. Ha confesado que a raíz de su popularidad en las redes sociales y los medios de comunicación, sus clientas se han multiplicado como nunca anteriormente y ha tenido que contratar personal para su, ya más que rentable, negocio.

pelu3.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *